ESTADO NACIONAL

En gira por Oaxaca AMLO recorre hospital rural de Villa Alta

Con la visita al hospital de San Ildefonso Villa Alta en Oaxaca, el presidente Andrés Manuel López Obrador llega a 40 la cifra de hospitales rurales visitados, de un total de 80 con los que cuenta el IMSS.

Los habitantes de Villa Alta le pidieron que bajara de su camioneta y caminara con ellos, en su camino al hospital.

Durante un trayecto de 2 kilómetros, el mandatario fue acompañado de una banda sinfónica infantil y cohetes.

Diálogo con la Comunidad del Hospital Rural Villa Alta, Oaxaca

Preside esta ceremonia Diálogo con la Comunidad del Hospital Rural Villa Alta, Atención Médica y Medicamentos Gratuitos, el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador.

Le acompañan:

El gobernador constitucional del estado de Oaxaca, maestro Alejandro Murat Hinojosa.

El secretario de Salud, doctor Jorge Alcocer Varela.

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, maestro Zoé Robledo.

El titular del Instituto de Salud para el Bienestar, maestro Juan Antonio Ferrer.

El director general del Issste, maestro Luis Antonio Ramírez Pineda.

El director general del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, licenciado Adelfo Regino Montes.

La directora del Hospital Rural Villa Alta, doctora Yanet Ramírez Carbajal.

El presidente municipal de San Ildefonso Villa Alta, Ildefonso Rutilio Alcántara González.

Asimismo, saludamos al personal del hospital y población de San Ildefonso Villa Alta, y comunidades vecinas aquí presentes, a los funcionarios de los tres órdenes de gobierno, a los compañeros representantes de los medios de comunicación y a quienes nos ven en vivo y en directo por la transmisión vía satélite que llega a todo el país y por internet al mundo entero.

Todas y todos ustedes sean bienvenidos.

Ahora escucharemos el mensaje de bienvenida a cargo del presidente municipal de San Ildefonso Villa Alta, Ildefonso Rutilio Alcántara González.

ILDEFONSO RUTILO ALCÁNTARA GONZÁLEZ, PRESIDENTE MUNICIPAL DE SAN ILDEFONSO VILLA ALTA: Buenas tardes a todos.

Licenciado Andrés Manuel López Obrador, presidente de los Estados Unidos Mexicanos:

Sea usted bienvenido a San Ildefonso Villa Alta, cabecera municipal y distrital de esta parte de la Sierra Juárez y del hermoso estado de Oaxaca. Sea usted bienvenido a lo más profundo de esta Sierra Juárez.

Nunca en la historia de Villa Alta habíamos tenido a un presidente de la República en esta tierra. Hoy la sierra lo recibe con los brazos abiertos, brazos que también están listos para aportar nuestro tequio en esta Cuarta Transformación.

También sean bienvenidos, maestro Alejandro Murat Hinojosa, nuestro querido gobernador de nuestro estado; doctor Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud; maestro Zoé Robledo Aburto, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social; maestro Luis Antonio Ramírez Pineda, director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado; maestro Juan Antonio Ferrer Aguilar, titular del Instituto Nacional de Salud para el Bienestar; y a nuestro gran amigo, el licenciado Adelfo Regino Montes, director general del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas; a nuestra directora de este hospital, Yanet Ramírez Carbajal.

También quiero darles la bienvenida a todos nuestros presidentes municipales, aquí están presentes con nosotros los presidentes municipales, los 25 presidentes municipales que conforman el distrito de Villa Alta. Sean bienvenidos todos ustedes, agentes municipales.

A todo el pueblo de Villa Alta, a todos los hermanos de la lengua zapoteca, chinanteca y mixe.

Sean todos bienvenidos.

Señor presidente:

Desde que los pueblos del distrito de Villa Alta conocimos en su primera gira por los municipios de Oaxaca mantuvimos viva la esperanza del cambio. Hoy celebramos el regreso de usted como presidente de México encabezando una cruzada para darle al pueblo servicios básicos de calidad, eficientes y de fácil acceso para todos.

El hospital que usted hoy visita atiende a pacientes del distrito de Villa Alta, del distrito de Choapam y parte del distrito mixe, ubicados en la Sierra Norte de nuestro estado donde existen localidades de muy alta marginación.

Este, nuestro hospital, tiene las grandes necesidades de infraestructura y personal, pero sobre todo urge la necesidad de equiparlo con equipo, los cuales confiamos que durante su sexenio sean atendidos.

Pero, señor presidente, ¿por qué no soñar?; sabemos que nuestro hospital es de segundo nivel ¿por qué no soñar en elevarlo a la categoría de tercer nivel?

Le pedimos eso, señor presidente, posiblemente sea un sueño guajiro, pero sabemos que con usted todo es posible.

Quiero agradecerle a través de usted al licenciado Adelfo Regino Montes por haber donado una ambulancia para este hospital; como presidentes, gestionamos una ambulancia, director, muchas gracias, del INPI.

Señor presidente:

También aprovecho este breve espacio para exponerle el sentir de mi gente. Celebramos que haya creído en nuestros pueblos para construir sus caminos, que por fin un gobierno piense en nuestros discapacitados, jóvenes, adultos mayores y campesinos.

Hoy los pueblos que conformamos el distrito de Villa Alta me han encargado pedirle un anhelo de muchos años: queremos que en este municipio en el distrito de Villa Alta se instale una universidad, una universidad Bienestar.

Hace unos días platicaba con una señora, una madre soltera de nuestra comunidad; me decía que su hija había terminado el bachillerato, pero por razones económicas no podía mandarla a que continuara sus estudios universitarios; ella había cotizado ya la renta, la alimentación, el gasto para la universidad. Por eso le pedimos el apoyo, señor presidente, para que nos dé una universidad.

También, señor presidente, soñamos con tener una carretera digna, que al pavimentarse no se deslave con la fuerza de la lluvia y el azote de la corrupción. Sabemos que le gusta viajar por tierra para ver el estado de los caminos, hoy seguramente durante su trayecto usted constató las condiciones en que se encuentra nuestro camino.

Por eso, necesitamos urgentemente nos apoye en la pavimentación y modernización del tramo carretero desviación Totontepec encuentro San Andrés Yaá, que no sólo servirá para nosotros trasladarnos, sino para trasladar a nuestros enfermos.

Señor presidente:

Le hacemos encarecidamente esta petición y que nos apoye en todos nuestros caminos, como sabemos que lo ha venido haciendo.

Los pueblos indígenas hemos resguardado los valores, la identidad, la cultura de nuestro país. Mientras se mejora el hospital, la carretera y se realiza la universidad, seguiremos resistiendo y organizándonos como lo hemos hecho desde hace más de 500 años.

Sea usted bienvenido a esta tierra, señor presidente. Este es un hecho histórico.

¡Que viva nuestro presidente!

MODERADORA: A continuación, señoras y señores, escuchemos el mensaje del gobernador constitucional del estado de Oaxaca, maestro Alejandro Murat Hinojosa.

ALEJANDRO MURAT HINOJOSA, GOBERNADOR DE OAXACA: Antes que nada, señor presidente, sea usted bienvenido aquí a Oaxaca por segundo día consecutivo.

Ayer, paisanos y paisanas, le decía al presidente que llevaba ocho de ocho, pero cuando sumas ya los días, por lo menos usted, señor presidente, ha estado ya en Oaxaca, en sus ocho meses de gestión, por lo menos 18 días y un poquito más, porque ha estado en cada visita por lo menos dos días.

Realmente nos entusiasma, nos llena de alegría que un presidente de manera tan intensa y con tanto cariño siga trabajando a favor de las familias que más lo necesitan.

Escuchaba a Yanet, escuchaba a Reinel, hace unos minutos médicos de este hospital. Y saludo a los médicos, a las doctoras, a las enfermeras, a los enfermeros y por supuesto a todo el equipo administrativo que de manera permanente, como usted ya lo escuchó de parte del señor presidente, amigo, atienden a una de las regiones más marginadas del país.

Quiero decirles, compañeros, que saludo y me alegra ver al señor presidente, porque más que verlo como presidente, cuando lo veo en estas giras por los hospitales, veo a un padre de familia, veo a un hijo, veo a un hermano, que siente lo que siente alguien cuando está en el momento más frágil, que es en un hospital, porque a veces no sabemos qué va a suceder.

Siempre está la mano amiga de un doctor, de una doctora, de un enfermero, de una enfermera, pero a veces se necesitan esos apoyos fundamentales.

Yo celebro mucho que hoy tengamos un presidente que tiene esa sensibilidad de escuchar, pero especialmente de ver en dónde le duele a la gente. Eso se llama humanidad y eso es lo que está usted mandando el mensaje el día de hoy a México y a Oaxaca, que primero están las gentes y sus familias, y sus necesidades básicas, como la salud, porque sin salud no hay sueños, sin salud no hay destino, sin salud no hay un día de mañana. Y eso es lo que hace usted hoy aquí, señor presidente.

Por eso le agradecemos todos los mexicanos. Y quiero reiterarle que en mí y en mi gobierno tiene a un aliado que se suma a ese trabajo sin precedentes por México.

¡Que viva Oaxaca!

¡Y que viva Villa Alta!

Muchas gracias.

MODERADORA: Enseguida, hace uso de la palabra la directora del Hospital Rural Villa Alta, doctora Yanet Ramírez Carbajal.

YANET RAMÍREZ CARBAJAL, DIRECTORA DEL HOSPITAL RURAL VILLA ALTA: Muy buenas tardes.

Nos llena de júbilo darles la bienvenida al corazón de la Sierra Norte de Oaxaca, tierras cafetaleras que colindan con San Pablo Guelatao, lugar de nacimiento de nuestro Benemérito de las Américas, don Benito Juárez García.

Licenciado Andrés Manuel López Obrador:

Es muy grato recibirlo en este hospital de IMSSS-Bienestar.

Distinguidas autoridades que nos acompañan, compañeros y público en general.

Soy orgullosamente oaxaqueña, nací en San Juan Cacahuatepec, Jamiltepec, Oaxaca.

Soy médica cirujana egresada de la universidad autónoma Benito Juárez con especialidad en anestesiología.

Tengo ocho años en el programa IMSS-Bienestar, primero como médico general y después como anestesióloga, y ahora desde hace dos meses como directora de este hospital.

Están ustedes en el Hospital Rural San Ildefonso Villa Alta, en uno de los nueve hospitales rurales de nuestro estado, el cual, aunque apenas lo separan 172 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, debido a lo sinuoso del camino y lo accidentado del trayecto, se hacen más de cinco horas de recorrido.

Este hospital ha brindado sus servicios de salud durante casi un cuarto de siglo a la población mixe, zapoteca y chinanteca de esta región; y como creo que ya le han mencionado en otros hospitales, nuestro esquema de operación es fundamentalmente preventivo.

Este modelo nos ha permitido disminuir los años a la salud en las diferentes etapas de la vida de nuestra población: desde antes de nacer hasta la vejez, en un marco de respeto a los derechos humanos, perspectiva de género y usos y costumbres de nuestros pueblos originarios.

Como zona de servicios médicos incluye 13 unidades médicas rurales una unidad médica móvil y un Centro de Atención Rural Obstétrico o Caro, ubicado en Santiago Choápam, uno de los lugares más alejados de nuestra región para la atención de nuestras pacientes embarazadas mixes.

Contamos con 12 camas censables y ocho no censables, atendemos a una población de más de 28 mil habitantes de 14 municipios, siendo los de más difícil acceso, además de Santiago Choápam, San Juan Petlapa y Santiago Camotlán.

Durante el transcurso del presente año hemos atendido más de siete mil consultas, mil 214 de especialidad, 500 egresos, 96 intervenciones quirúrgicas y 142 partos, por lo que orgullosamente le comento que mi hospital se ha convertido en un referente para el cuidado de la salud y la población en esta región.

Este hospital cuenta con un gran equipo de trabajo compuesto por 148 trabajadores, el cual me honro de dirigir. Aprovecho este momento para brindarles un merecido reconocimiento por su labor, además de reconocer a nuestro personal de Acción Comunitaria, voluntarios y voluntarias quienes son nuestros vínculos con cada una de las localidades que atendemos.

Señor presidente:

Uno de nuestros más grandes logros a nivel nacional ha sido la disminución de la mortalidad materna, por lo que con mucho gusto le digo que en los últimos tres años no hemos registrado defunciones, a lo que sin duda ha contribuido el albergue comunitario, que cuenta con 24 camas para brindar techo y comida a los pacientes y familiares.

Posterior al evento obstétrico, otorgamos un seguimiento puntual al puerperio y a la atención al menor de cinco años, detectando de manera oportuna enfermedades metabólicas congénitas, alteraciones en el estado de nutrición, además de llevar a cabo en forma eficiente el programa de vacunación, acciones que nos han permitido la nominación del hospital del niño y de la niña.

Sabemos que la tarea de atender oportunamente a la población no es sencilla y tenemos el gran reto de otorgar nuestros servicios con calidad y calidez, por lo que cada día con renovado entusiasmo aplicamos nuestros conocimientos y ofrecemos una gran sonrisa a cada uno de nuestros pacientes.

Señor presidente:

Por último, le comento que necesitamos de su invaluable apoyo para mejorar nuestros equipos médicos y de conservación que ya han cumplido su vida útil, el reforzamiento de la plantilla de especialistas de cirugía general y ginecología, y la suficiencia de medicamentos.

Licenciado Andrés Manuel López Obrador:

Le ratifico nuestro esfuerzo para seguir trabajando por el bienestar de nuestra población. Tenga la seguridad de que tal y como usted admira a nuestro prócer oaxaqueño, nosotros lo admiramos a usted por su perseverancia y entrega a su trabajo de mejorar las condiciones de vida de los mexicanos que menos tienen.

Muchas gracias.

MODERADORA: Es el turno de la participación del director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, maestro Zoé Robledo.

ZOÉ ROBLEDO ABURTO, DIRECTOR GENERAL DE INSTITUTO MEXICANO DEL SEGURO SOCIAL (IMSS): Muchas gracias y muy buenos días a todas y a todos.

Con su permiso, señor presidente.

Antes que a nadie, quiero saludar a los médicos, a los residentes, a los pasantes, a los paramédicos, a las enfermeras, a los que trabajan en el hospital, pero también a los que vienen de alguna de las unidades médicas rurales, a nuestros amigos de trabajo social, de laboratorio, de rayos X, a los compañeros de Acción Comunitaria, a los administrativos, la gente de conservación, servicios generales, a los chavos del Cara, a la gente del SAIS, de la cocina, a los jubilados también que nos acompañan el día de hoy en este hospital.

Muchas, muchas gracias.

Señor gobernador:

Un gusto estar con usted, con los legisladores, los senadores, los diputados, con todos, porque este día aquí en Villa Alta es muy importante, vamos a la mitad, hemos recorrido con este, este es el hospital número 40 de los 80 hospitales rurales de IMSS-Bienestar que hemos recorrido, estamos ahora sí a la mitad del río y este es el mejor lugar para ratificar nuestro compromiso.

Y decirle al presidente de México que todos quienes tenemos un encargo en materia de salud estamos comprometidos a cumplir y a llevar a cabo la transformación que nos ha encargado.

Cada vez que él signa uno de sus compromisos diciendo: ‘Me canso ganso”, en el IMSS le vamos a decir: Y nosotros no nos vamos a hacer ‘patos’, vamos a responder con trabajo y con mucha pasión.

Creo que en este lugar -y estando sobre todo en Oaxaca- es importante reconocer qué es lo que pasó en los últimos años en materia de salud pública en nuestro país y cómo el IMSS-Bienestar fue una de las instituciones, de los programas, que mantuvo su mística, mantuvo los valores de los que comentaba ahora el presidente municipal, mantuvo una actitud y un compromiso al servicio público diferente a lo que estaba ocurriendo en otras instituciones de salud pública en nuestro país.

Cuando se decía que la única realidad que valía la pena analizar era la realidad de los datos duros ustedes siguieron acudiendo a enfrentar la dura realidad, a ver a los ojos a la gente, a escucharla, a ver qué es lo que se necesitaba, no porque fuera fácil venir hasta acá, no porque fuera cómodo, sino porque era lo correcto, era lo que se tenía que hacer.

En segundo lugar esta idea que empezó a quererse implantar, de que la salud era un asunto casi financiero y que la salud era nada más sinónimo de ausencia de enfermedad. No es cierto.

Aquí, como lo ha dicho la directora, IMSS-Bienestar ha demostrado que no hay mejor salud que la preventiva y que no hay mejor forma de alcanzarla que de la mano de las comunidades; acción comunitaria y atención médica son los dos grandes eslabones de nuestro programa. Por eso yo porto siempre con orgullo el chaleco de Acción Comunitaria, porque es una parte fundamental si queremos una salud de futuro y hacia las nuevas generaciones.

La inclusión de los pueblos indígenas, los usos y costumbres, la gran sabiduría de la medicina tradicional en tierra zapoteca -hay que reconocer- forman parte fundamental de nuestro programa.

Nunca más debe verse a las autoridades o a las tradiciones como obstáculo; todo lo contrario, deben de ser elementos que abonan y que nutren nuestra actitud de servicio.

Y un asunto adicional. Ayer en el Cara veía una frase que de verdad me gustó mucho y que creo que se puede adaptar mucho para el asunto de la corrupción que cundió nuestro país.

Cuando decían allá los chavos, refiriéndose a los vicios, se puede aplicar a la corrupción, que la corrupción llega como pasajera, luego se le invita como huésped, pero cuando se queda, se queda como amo. Y en IMSS-Bienestar han demostrado que se puede hacer más con menos, que es importante sacar siempre lo último del esfuerzo de la gente.

Ha habido problemas, claro que los ha habido, pero se tienen que resolver. La corrupción no puede seguir estando presente en los servicios de salud, no podemos seguir en esta lógica de construir más y más hospitales que a la hora de la hora se quedan ahí como elefantes blancos, a medio acabar, abonando en la frustración y en el enojo de la gente. Hay que planear bien y eso es lo que nos ha encargado el presidente y así lo vamos a hacer.

Hoy aquí en Villa Alta, en esta Sierra de Juárez, es importante recordar las enseñanzas, ese gran faro de luz que es Benito Juárez García, que en medio de hacer la segunda transformación, la Reforma defiendo a la patria del invasor, generando un Estado de derecho, también tuvo oportunidad y tiempo para hablar de salud; y decía una frase que es fundamental: ‘No puede haber felicidad sin salud y sin libertad’.

Por eso IMSS-Bienestar sigue siendo este patrimonio nacional, como bien lo han dicho ustedes, porque significa la oportunidad de que ese rumor que se escuchó desde hace muchos años por todos los pueblos, por todas las colonias, por los ejidos, de que sólo el pueblo puede salvar al pueblo, en IMSS-Bienestar se hace realidad: es el pueblo sanando al pueblo.

Que siga haciendo así por muchos años más.

Gracias.

MODERADORA: Ahora, damas y caballeros, escuchemos el mensaje que nos dirige el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos de Villa Alta.

Me da mucho gusto regresar a Villa Alta, a este pueblo histórico de Villa Alta de la Sierra Juárez. Ya tenía dicha de conocer, ya había estado aquí antes, como conozco los 570 municipios de Oaxaca y todos los municipios de México, y los he visitado más de una vez. Me da mucho gusto estar con ustedes aquí, en el corazón de la sierra, aquí en Oaxaca.

Venimos a informarles sobre los cambios que se están llevando a cabo en el país. Ustedes, aun en el aislamiento, en la marginación en que están, saben que ya las cosas están empezando a ser distintas en nuestro país, porque así lo decidió el pueblo el año pasado, votaron por un cambio verdadero, por una transformación.

Y nosotros no le vamos a fallar al pueblo, no se nos va a olvidar, no nos vamos a marear, ya ven que cuando se llega a un cargo a veces la gente cambia. Dicen que el poder atonta a los inteligentes y a los tontos los vuelve locos. A mí ni me va a atontar, ni me va a volver loco, porque siempre he sostenido que el poder sólo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás. El poder es humildad, es servicio, es amor al prójimo.

Por eso vengo a decirles que tengan confianza, vamos a llevar a cabo entre todos, desde abajo, la transformación que necesita nuestro querido México, la transformación que se requiere para sacar de la pobreza a nuestro pueblo.

Y tenemos la fórmula, la receta, ya se está aplicando, es sencilla la fórmula, consiste básicamente en acabar con la corrupción y con los lujos en el gobierno.

Si me preguntan cuál es el plan de gobierno, podríamos escribir varios tomos de teoría económica, política, social, sobre las culturas de nuestros pueblos, pero no; si me dicen: ‘A ver, dígalo en lo que dura parado en un solo pie cuál es el plan’: Acabar con la corrupción, porque eso es lo que más ha dañado a México, el cáncer, está destruyendo al país y vamos a acabar con ese mal que aqueja, que atormenta a México, a nuestra nación.

Y ya empezamos a limpiar, a barrer, como se limpian las escaleras, de arriba para abajo, porque la corrupción, también hay que decirlo, no se da de abajo hacia arriba. Algunos llegaron a decir, se atrevieron a decir de manera irresponsable, en forma insensata, que la corrupción era parte de la cultura del pueblo de México. Eso es totalmente, rotundamente falso.

Es nuestro pueblo hay una gran reserva de valores culturales, morales, espirituales, aquí en Villa Alta, en todas las comunidades, en todos los pueblos. El problema está arriba, ahí es donde se da el mal ejemplo, por eso, se está limpiando de arriba para abajo, ya hasta podría decir que no se tolera la corrupción arriba en la Presidencia.

Un día de estos, para hacer enojar fraternamente, cariñosamente a nuestros opositores, a nuestros adversarios, voy a sacar la banderita blanca, a decir: ‘Ya no hay corrupción arriba, el presidente no es corrupto’. Y a ver qué van a decir.

Pero es muy importante eso, que arriba se dé el ejemplo y así no hay necesidad de aumentar impuestos, de crear impuestos nuevos para tener presupuesto, no hay necesidad de decretar gasolinazos, no hay necesidad de seguir endeudando al país.

Acabando con la corrupción el presupuesto rinde, alcanza para dar respuesta a todas las demandas del pueblo, porque es mucho, mucho -cuando hay corrupción- lo que se fuga.

El presupuesto nacional es de cinco billones 500 mil millones. Si ese dinero se maneja, se administra bien con honradez, claro que alcanza para atender todas las necesidades del pueblo.

Si hay corrupción pues no, no alcanza y por eso tienen que aumentar impuestos y hay gasolinazos, y sube y sube la deuda del país, porque si hacen una obra y hay corrupción, si cuesta 100 millones la cobran en 300, en 500, a veces ni siquiera la hacen, nada más se quedan con el anticipo las empresas constructoras que reciben las obras porque dan moche a los funcionarios. Pues todo eso ya se acabó, ya se terminó.

Y lo mismo, ya se está llevando a cabo un gobierno austero. ¿Qué decía el presidente Juárez?: ‘El funcionario -decía- tiene que aprender a vivir en la justa medianía’; esa es una recomendación que estamos siguiendo, nada de lujos en el gobierno, no puede haber gobierno rico con pueblo pobre.

Por eso se están bajando los sueldos de los altos funcionarios públicos, ganaban hasta 700 mil pesos mensuales, imagínense. Ya hay una ley en donde nadie puede ganar más que lo que recibe el presidente, yo me bajé el sueldo a menos de la mitad de lo que ganaba Peña Nieto, sin compensaciones, y de ahí para abajo.

Y muchas otras cosas. Ya no se les da pensión a los expresidentes, por eso andan algunos ahí molestos, pero ya se les va a quitar con el tiempo.

¿Saben cuánto recibían en total de pensión cada expresidente?

Cinco millones de pesos mensuales, se rayaban.

Ya no existe el Estado Mayor Presidencial.

¿Saben cuántos cuidaban al presidente?

Ocho mil elementos del Estado Mayor Presidencial, que ganaban más que lo que ganan los soldados, lo que ganan los marinos, lo que ganan los policías, un cuerpo de élite. Ya se terminó eso, ya se canceló, ya no existe el Estado Mayor Presidencial, todos los elementos del Estado Mayor Presidencial pasaron a la Secretaría de la Defensa para cuidar al pueblo. Al presidente lo cuida la gente y el que lucha por la justicia no tiene nada que temer.

Y con eso ahorramos… había flotillas de camionetas blindadas, sin exagerar, más de 200 camionetas blindadas, desde luego aviones, helicópteros, un avión presidencial de este ancho y de este largo, 20, 25 metros de ancho, por 70 de largo, para 280 pasajeros, con restaurante, con alcoba para ir a Europa en ocho horas, casi en lo que va uno de Villa Alta a Oaxaca, sin recarga de combustible.

Ya ese avión está vendiéndose en California y se están vendiendo 73 aviones y helicópteros. El sexenio pasado, además del avión presidencial se compraron seis jets modernos, seis helicópteros nuevos. Todo eso está ya en subasta y ese dinero que se está obteniendo es para beneficio del pueblo.

Ya se creó un instituto que se llama Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado. No saben cuánto me costó, todavía está ahí la ley en la Cámara de Diputados, ya la había aprobado el Senado, pero les cambiaron el nombre, que para obtener los votos de todos los partidos que no se llamara así, que se iba a llamar Instituto para Devolver lo Confiscado a la Delincuencia Mediante el Proceso de Extinción de Dominio.

¿Le entendieron ustedes?

Nada.  Les digo: No, así no lo quiero. Ya habían votado, ya había pasado a la Cámara de Diputados y allá dije: No, no es así, es Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado. Así. Y va para atrás, ahí les va a llegar de nuevo a los senadores para que ya quede como debe ser.

Entonces, estamos ahorrando. Imagínense, no se sabía, se confiscaban bienes, residencias, ranchos, le llaman a los dólares que confiscan le llaman numerario, cada determinado tiempo se obtienen dólares y no se sabía el paradero; ahora este instituto recibe todo lo que se confisca en la Secretaría de Marina, la Secretaría de la Defensa, lo que era la procuraduría, ahora la Fiscalía General de la República, y se entrega al instituto y el instituto en 15 días tiene que entregar esos bienes al pueblo.

Ya se han hecho entregas a municipios pobres de Oaxaca, de La Montaña de Guerrero; ahora que hicieron un buen trabajo, nos representaron con mucho decoro, con mucha dignidad los deportistas que fueron a Perú a los Juegos Panamericanos, rompieron récord, el mayor número de medallas que haya obtenido México en toda la historia, ahora que regresaron, se vendió una casa que era de un chino-mexicano en más de 100 millones de pesos y ese dinero se entregó ya para becas a los deportistas. Nunca se les había apoyado de esa manera, de esa forma.

Entonces, sí tenemos presupuesto. A eso vengo, a decirles: no vamos a derrochar el dinero del presupuesto, porque es dinero del pueblo, es dinero sagrado. Afortunadamente no tenemos problemas financieros, están bien las finanzas públicas, nuestra moneda, el peso es la moneda que más se había fortalecido hasta hace 10 días, teníamos el primer lugar, la moneda más fuerte después del dólar en el mundo; ahora con el conflicto entre Estados Unidos y China por cuestiones comerciales, una crisis, ya nos bajaron al segundo lugar, entró Japón como moneda fuerte, su peso, su moneda japonesa.

Pero no hemos tenido ningún problema, el peso no se va devaluado, al contrario, se ha fortalecido. Los técnicos le llaman a esto depreciación, cuando hay devaluación, cuando no se devalúa el peso es que se aprecia, bueno, hay apreciación del peso, fortaleza del peso.

También no hemos tenido problema de inflación, que lo que se conoce coloquialmente como carestía; la inflación este año es más baja que la del año pasado, es decir, rinde más el dinero. Este año, gracias a nuestros paisanos, los héroes vivientes que son los migrantes -un aplauso para los migrantes- se rompió también record.

¿Saben?, se está proyectando hasta ahora en lo que va del año -es el monto más grande de remesas que haya obtenido México, es decir, la cantidad mayor de dinero enviada de nuestros paisanos a sus familiares en México- vamos a terminar el año con 35 mil millones de dólares. Ya esas remesas son la principal fuente de ingresos que tiene nuestro país. Otro aplauso para los migrantes.

Y se están entregando recursos como nunca para el bienestar. Les pongo ejemplos: ya los adultos mayores, ocho millones de adultos mayores del país, ya no están recibiendo como antes, primero, no eran ocho millones, le entregaban como a cuatro, cinco millones de adultos mayores, y recibían mil 160 pesos; ahora es a todos, ocho millones, y son dos mil 550 pesos, aumentó al doble la pensión para los adultos mayores.

¿Por qué están recibiendo más que antes este apoyo a adultos mayores?

Porque antes no se les entregaba este apoyo a quienes tenían pensión del Issste, del Seguro, ahora es universal, todos los adultos mayores de 68 años; y en el caso de comunidades indígenas, los mayores de 65 años empiezan a recibir este apoyo. Es una inversión, que no un gasto, de 110 mil millones de pesos para todos los adultos mayores.

También es muy satisfactorio decir que ya se va a llegar a un millón de pensiones, de apoyos a niñas y niños pobres discapacitados, que van a recibir igual. Todos los niños pobres con discapacidad su pensión, igual que los adultos mayores.

Este año van a ser en total 10 millones de becas para estudiantes de preescolar, primaria, secundaria, preparatoria, nivel universitario, 10 millones de becas para estudiantes de familias de escasos recursos económicos los apoyos para educación básica, preescolar, primaria y secundaria.

En el caso de la preparatoria es a todos. Aquí, por ejemplo, en Villa Alta son 511 estudiantes de nivel medio superior, que estudian, creo que es una escuela de bachiller. Ya están recibiendo 445 este apoyo, esta beca. Ahí es para todos, que ya es el 87 por ciento.

Este apoyo se da a todos los estudiantes de nivel medio superior porque es la edad de más riesgo y es en el nivel de escolaridad en que hay más abandono de la escuela y coincide con la adolescencia, y queremos que los jóvenes no dejen la escuela, que no dejen de estudiar.

El caso de la universidad lo mismo, tomo nota de lo que aquí ha solicitado el presidente municipal voy a mandar, a enviar, a pedirle a la maestra Raquel Sosa, que es la que dirige las universidades Benito Juárez que venga aquí, a Villa Alta, para empezar ya a trabajar sobre lo de la universidad en Villa Alta.

¿Por qué digo sí a lo de la universidad?

Porque estamos en la misma frecuencia, es decir, eso es lo que queremos, que los jóvenes tengan garantizado el derecho al estudio y el derecho al trabajo.

Y también ya se está aplicando en Oaxaca y en todo el país un programa que se llama Jóvenes Construyendo el Futuro, los que ya no estudiaron, los que no tienen empleo se les está contratando y se les da trabajo como aprendices en talleres, en las artesanías, en las tiendas, en las empresas y se les pagan tres mil 600 pesos mensuales.

¿Saben cuántos jóvenes están ya trabajando como aprendices en todo el país?

Novecientos mil jóvenes. Y queremos que todo el joven de 18 a 29 años que no tenga estudio y que no tenga empleo sea contratado para trabajar como aprendiz, que se capacite. Lo que queremos es competir con la delincuencia, quitarles a los jóvenes, porque si no volteamos nosotros a ver a los jóvenes, si nosotros no jalamos a los jóvenes, se los llevan los enganchan. Les vamos a quitar a los jóvenes, todos los jóvenes van a tener garantizando el estudio y el trabajo; así vamos a ir resolviendo el problema de la inseguridad y de la violencia.

Y vamos a apoyar -lo estamos haciendo- a los productores lo que era el Procampo, ahora es Producción para el Bienestar, se está entregando apoyo de manera directa a los productores.

Todos los beneficios, lo aclaro, van a llegar de manera directa, no se va a entregar el apoyo a intermediarios, a organizaciones, lo digo con todo respeto. No es que tengamos pleito con las organizaciones, no, es que ya no va a ser de esa forma, porque desgraciadamente ahora sí que pagan justos por pecadores.

Había organizaciones que recibían el dinero y no lo entregaban a la gente, se quedaban los dirigentes con lo que le correspondía a los campesinos, a los productores, a los beneficiarios. Entonces, ya no va hacer así, ahora todo va a hacer directo al beneficiario. Nada de que: ‘Yo soy de la Organización Emilia Zapata de la Sierra Norte y dame a mí el dinero y yo lo voy a repartir’. No primo hermano, ya eso ya se acabó, así no porque no llega o llega con moche, con piquete de ojo, y queremos que llegue completo.

¿Qué hacían?

Recibían el dinero sólo compraban despensas, entregaban despensas, frijol con gorgojo y ellos se quedaban con la mayor parte. Eso ya no. Además, muchos fraudes, no saben, además para tener clientela, programas clientelares. Eso ya no, ya nada se va a entregar condicionado al voto, eso ya se acaba por completo.

Es más, ya es delito grave la corrupción y es delito grave el fraude electoral. El que compre voto, el que entrega despensa a cambio de voto, al tambo, sin derecho a fianza, por eso es delito grave, tiene que respetarse el voto de los ciudadanos con absoluta libertad.

Entonces, van a seguir llegando los apoyos a los productores, en este caso se va a incluir a productores de café, ya no sólo los que estaban en Procampo, no se incluía a los productores de café, todos los productores de café van a recibir su apoyo para sembrar, para cultivar.

En lo que tiene que ver con los caminos, lo mismo, va a depender de ustedes, de la organización de ustedes. Yo tengo un compromiso de que los cerca de 300 caminos de Oaxaca que no están pavimentados, que conducen a sus cabeceras municipales, van a quedar pavimentados en el sexenio, es decir, todos.

Pero también ahí vamos a cambiar las cosas, nada de entregar el dinero a las dependencias y luego se simula una licitación, un concurso y se da el contrato a una empresa que ya entregó un moche al funcionario; y si hacen el camino lo hacen mal, una capita de asfalto y con las lluvias vuelve a ser el camino de terracería o hay derrumbe, porque no hicieron bien las obras de drenaje.

Ya así no va a ser, ahora lo que estamos haciendo en Oaxaca -y me tienen que ayudar todas y todos a que esto se establezca, ya como un hábito, como una costumbre- se van a entregar los fondos a las autoridades, a la asamblea.

Si tiene algo importante Oaxaca, ya lo he dicho muchas veces, Oaxaca es de los pueblos con más cultura en el mundo, conozco todo el país, ya les dije, conozco Chiapas, conozco Veracruz, conozco perfectamente Guerrero, Tabasco lo conozco como la palma de mi mano, pero en ningún lado, en ningún lado, con todo mi respeto, hay la cultura que existe en Oaxaca.

Y esto tiene que ver mucho con la organización comunitaria, con la asamblea, con la manera en que se ha conservado el tequio, la ayuda mutua, la forma en que no se ambicionan los cargos, sino se da servicio de cómo desde joven empiezan a dar servicio. Y pueden estar trabajando en Nueva York, en Los Ángeles, en el Estado de México, en la Ciudad de México, en cualquier parte, les toca el servicio, tienen que estar, porque lo que más les importa es pertenecer a su comunidad.

Esa es la gran recompensa, decir con orgullo en cualquier parte: Soy de Villa Alta y estuve allá, y di mi servicio, y llegar a ser -en el caso de las organizaciones tradicionales- miembro del consejo de ancianos’. Esa es una gran satisfacción.

Se demuestra que la felicidad no es acumular bienes materiales, dinero; la verdadera felicidad es estar bien con uno mismo, estar bien con nuestra conciencia y estar bien con el prójimo, esa es la verdadera felicidad.

No me atrevo -se los digo y ofrezco disculpa, pero ya saben ustedes que yo siempre digo lo que pienso, mi pecho no es bodega- no me atrevo a que se aplique este programa en otros municipios en donde no hay esta organización, porque se clavan el dinero. ¿Sí me explico, ¿verdad?, ¿sí se entiende?, no puedo detallar más. Entonces, ayuden, conserven su organización y nosotros lo que hacemos es que les entregamos los fondos, directo.

¿Para qué quieren intermediarios?, ¿para qué quieren que una instancia de gobierno les administre su dinero para el camino?

Háganlo ustedes.

¿Saben qué decían antes?

Que no tenían ustedes capacidad técnica.

¿Cómo no?, ¿quiénes fueron los hicieron Mitla?, ¿quiénes fueron los hicieron Monte Albán?

Sus antepasados.

¿Quiénes son los mejores trabajadores de la construcción en el mundo?

Los de Oaxaca y de los pueblos de México. Hacen los grandes edificios, grandes constructores, ¿no van a poder hacer un camino?

Aquí hay ingenieros, hay maestros albañiles, hay gente muy inteligente que se puede hacer cargo. Entonces, se le entrega el dinero, ¿me ayudan de esa forma?, porque si yo tengo la intención de apoyar, pero imagínense, paso el recurso por todas las instancias, no llega.

¿Qué nos tocó heredar?

Un elefante echado, reumático, mañoso, ese es el gobierno, que hay que ponerlo de pie.

Imagínense lo que cuesta y empezarle a empujar para que camine.

Ayúdenme a empujar al elefante, ¿o es un asunto nada más del presidente o del gobernador?, es asunto de todos, es democracia, gobierno del pueblo, para el pueblo y con el pueblo.

Y que se ponga de moda aquí, además no cuesta trabajo, porque sus antepasados ya les dejaron esas lecciones de civismo, de ética. ¿Qué se decía antes? ‘Hay que hacer el bien sin mirar a quién’. Incapaz la gente de robar algo, si se sembraba maíz, en la milpa se tenía la troje, no se traía el maíz a guardar la casa, allá se podía quedar el maíz en el campo y nadie se atrevía a robarse el maíz. Todo eso es parte de nuestra cultura la honestidad que se tiene, que es lo que nos puede ayudar a la regeneración de la vida pública del país.

Entonces, nosotros vamos a entregar los recursos, vamos a seguir entregando los apoyos, en la asamblea se decide, se da el trabajo en la comunidad, queda el dinero en los pueblos, se reactiva la economía regional, se reactiva el comercio; si es una compañía constructora a veces trae hasta los trabajadores de fuera, si lo hacen ustedes el presupuesto queda en la comunidad, se da trabajo en la comunidad. Por eso la recomendación es: no usen tanta maquinaria, revolvedora para hacer esto, caminos de concreto.

Lo están haciendo allá en otros municipios, y están trabajando mujeres y hombres; y la mujer, como es más sensible, está ayudando a recoger, por ejemplo, la piedra, son artistas, están ayudando a acomodar la piedra; entonces, el camino es así de concreto, pero en medio le ponen como un tejido de piedra. Son obras de arte las que están haciendo, es para el camino de ustedes, se va a quedar aquí. Ayúdennos.

Yo sé que pueden irse algunos a trabajar afuera y ganar más, pero aquí también va a haber trabajo y no va a haber explotación, van a ser buenos salarios; y cuando menos estos seis años quédense aquí, no salgan, vamos a levantar a Villa Alta y vamos a levantar a toda la Sierra Juárez y a todo Oaxaca. Eso por lo que tiene que ver con los caminos.

Ya estoy terminando. Decirles que en lo relacionado con la educación igual ya cumplimos, ya no tienen por qué estar preocupados, ya no existe la mal llamada reforma educativa, ya eso ya se canceló, ya se acabó ese asunto.

No se va a perseguir a maestros, no se va a reprimir nunca a maestros, al movimiento social. Acuérdense ustedes que el presidente de México es también el comandante supremo de las fuerzas armadas y yo nunca voy a dar la orden de que se reprima al pueblo de México.

Tengo la fortuna de contar con el apoyo de la Secretaría de la Defensa, la Secretaría de Marina y siempre he pensado que el soldado es pueblo uniformado. Me están ayudando, me están ayudando marinos y me están ayudando los soldados, porque tenemos que resolver el problema de la inseguridad y de la violencia, y lo vamos lograr.

Y me están ayudando porque existe el compromiso de que se le va a ir dando un giro a esas instituciones para que no sean nada más de defensa de la nación, sino que nos ayuden a la seguridad pública sin violar los derechos humanos. Ya se están dando cursos, se está formando a elementos para la Guardia Nacional con esa mentalidad y vamos avanzando.

En cuanto a las instalaciones educativas, es lo mismo que los caminos, vamos a entregar el presupuesto a las escuelas de manera directa desde la Tesorería de la Federación a la escuela. Si se requiere mantenimiento de la escuela, para eso se va a usar ese presupuesto.

Se están creando ya comités de padres de familia con maestros en cada escuela y vamos a hacer llegar el presupuesto de acuerdo al número de alumnos para que los padres de familia en asamblea decidan qué hacer con ese presupuesto, porque si también pasamos ese dinero por todas las instancias de gobierno, se caen las escuelas, es decir, no hay mantenimiento, es nada más lo que hacen los padres de familia.

Entonces, queremos que también todo lo que tiene que ver con mejorar las instalaciones educativas llegue de manera directa y por eso también el apoyo de los maestros, que nos ayuden en eso como siempre.

Yo voy a giras y son los maestros los que me entregan las solicitudes, porque me están pidiendo que les ayude, porque la escuela se les está cayendo, no tienen agua o no están bien los baños, o no está bien el techo o está mal la escuela, son los maestros.

Ahora van a tener de manera directa ese presupuesto, es una forma de descentralizar y que todos participemos en el gobierno.

En materia de salud y a eso vengo y ya termino, a eso vine, pero tenía ganas también de informarles de otras cosas. Cuatro acciones.

Primero. Que no falten medicinas y que sean todas las medicinas. El ideal es como la utopía, un ideal es lo que uno busca, hacia donde uno va, puede ser que uno camine hacia ese ideal y ya cuando piensa que va llegando se aleje ese ideal y hay que seguir caminando, es lo que nos hace caminar. Esa es la utopía, ese es el ideal.

Lo que tenemos de ideal es que no falten los medicamentos y que sean todos los medicamentos, no el llamado cuadro básico, ya no quiero, ni siquiera escuchar ese nombre.

Miren, aquí el presidente municipal dice: ‘Este hospital de segundo nivel queremos, ¿por qué no?, que sea de tercer nivel’, pero les voy a decir, en otras partes, en una unidad médica tienen 120 claves -así les llaman a las medicinas- en un hospital del IMSS-Bienestar 300 claves y en un hospital del régimen ordinario del Seguro 600 claves, y en un hospital de tercer nivel de especialidades en la Ciudad de México hasta mil, mil 200 claves. Ahí empieza una discriminación, porque no puede haber enfermos de primera, de segunda y de tercera, todos tenemos derecho a la salud, está contemplado así en la Constitución.

Bueno, en este hospital, no sé si estoy equivocado, son 120 claves, es lo que, en otros hospitales, lo que se entrega en unidades médicas rurales, 120, y es el número de claves del hospital. En otros hospitales que hemos visitado, -porque ya llevamos 40, son 300- sólo con levantar el hospital a que tenga todos los medicamentos, con eso ya es un avance, independientemente si es de primero, de segundo o de tercer nivel. Que no falten los medicamentos, ese es el compromiso que se entreguen todos los medicamentos, que lleguen los medicamentos, y que se distribuyan a las unidades médicas.

Así como llega la Coca-Cola -a pesar de que están malos los caminos- y la Sabritas, ¿cómo no vamos nosotros a distribuir las medicinas? Me canso ganso.

Hay un responsable de esto que es el doctor Alejandro Calderón Alipi, que me viene acompañando, él se va a hacer cargo.

Estamos aquí todos los servidores públicos, están aquí los responsables, los más importantes servidores públicos del sector salud:

El secretario de Salud, el doctor Jorge Alcocer, que es secretario de Salud porque es una eminencia, es de los mejores médicos de México, investigador del Instituto Nacional de Nutrición, Premio Nacional de Ciencias 2015, no ahora que nosotros estamos, no sé ni cómo le dieron el premio, no sabían que simpatizaba con nosotros; si no, no le dan nada. Pero él es el secretario de Salud.

El director del Seguro Social, ya lo escucharon ustedes, Zoé Robledo, es una gente joven, sensible, preparada, honesta. Va a funcionar muy bien el Seguro Social con Zoé.

Aquí está también el director del Issste, Luis Antonio Ramírez Pineda, está aquí con nosotros. Ya Luis Antonio está consciente ahora que llegue aquí, de unas protestas por la cuestión sindical en el Issste. Nosotros en eso no nos metemos, tenemos que ser respetuosos de la libertad de los trabajadores, libertad sindical, democracia sindical. Ya se acabó eso de que había sindicatos favoritos del gobierno, eso ya no existe.

Ahora los representantes de los trabajadores tienen que ser electos de manera democrática, los tienen que elegir de manera libre y democrática el trabajador, nada de imposiciones, ahora ya tiene que haber democracia sindical.

Pero cierro el paréntesis para decir que Luis Antonio está muy consciente, todos estamos muy conscientes que no están bien los servicios del Issste. Miren, está mejor -aunque pueden decir que estoy equivocado, pero es mi percepción- está mejor el IMSS-Bienestar; en segundo lugar el sistema de salud pública, centros de salud y hospitales de la Secretaría de Salud, manejados por el Estado, ese es el segundo lugar; y en tercer lugar, desgraciadamente, el Issste.

Pero todo esto va a mejorar. Con Luis Antonio estamos trabajando, va a haber un servicio en todas las áreas, en todas las vertientes de la salud pública de primera. Por eso estamos haciendo esta gira, vamos a mejorar el sistema de salud.

Entonces, aquí están todos. Aquí están también el director del nuevo instituto que se llama Instituto de la Salud para el Bienestar, Juan Ferrer.

Miren, quiero destacar la presencia de la subsecretaria de Salud, Asa Cristina Laurell, también. Ella fue la secretaria de Salud cuando fui jefe de gobierno en la Ciudad de México y es una mujer -lo mismo- con gran experiencia en todo lo que tiene que ver con salud pública y una mujer honesta. Entonces, tenemos un buen equipo.

De manera específica, les decía, Alejando Calderón Alipi para la primera tarea que no falten las medicinas.

Lo segundo. Que no falten los médicos y las enfermeras.

No me voy a alargar mucho, ya va a haber tiempos después de hablar sobre este tema, pero estos corruptos que se fueron dejaron en una situación lamentable tanto el sistema de educación como el sistema de salud pública, está peor el sistema de salud pública que el sistema educativo.

Un daño que causaron es que, por privatizar la educación, le cerraron las puertas a los jóvenes que querían estudiar en las universidades y rechazaban año con año a miles de jóvenes con la mentira de que no pasaban el examen de admisión.

Entonces -para decirlo en breve- ahora resulta que no tenemos los médicos que necesita el país, ni tenemos los médicos, ni tenemos los especialistas, ni tenemos las enfermeras, hay un déficit, un faltante de personal, porque ¿qué hicieron?

Empezaron a rechazar a los jóvenes que querían ingresar a universidades públicas, porque querían que se pagara colegiatura en escuelas privadas. Yo no estoy en contra de la educación privada, el que tiene para pagar escuela privada lo puede hacer, está en su derecho, pero el gobierno está obligado a garantizar la educación pública, gratuita, de calidad en todos los niveles escolares.

Entonces, por privatizar la educación, por poner la educación al mercado como si fuese una mercancía, llegó un momento en que sí creció la matrícula de las universidades privadas, pero ¿de dónde saca una familia humilde para mandar a estudiar a una hija, un hijo, a una escuela privada pagando tres mil, cuatro mil pesos, por lo bajo, de colegiatura’

Aquí acabo de preguntarle al vigilante del hospital cuánto ganaba. Cuatro mil pesos al mes. Y estoy preguntando porque se contrata ese servicio y eso, y cobran muchísimo por el servicio y explotan a los trabajadores. Eso se va a terminar también, eso se acaba. Que subrogar ni qué nada, nada de subrogar, vamos a dar el servicio.

Eso es una explotación, cuatro mil pesos mensuales. Me encontré un caso en un hospital, ¿no te acuerdas, Zoé, ¿dónde…?

ZOÉ ROBLEDO ABURTO: Era en Michoacán, me parece de dos mil 800.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Dos mil 800 al mes, menos de salario de mínimo en un hospital, de un vigilante. Bueno, ¿de dónde saca un trabajador para pagar una colegiatura? Esto los oligarcas nunca lo entienden, nunca lo llegan a asimilar.

Entonces, tenemos que resolver esto que no hay médicos suficientes. Además los médicos especialistas no quieren venir a Villa Alta, quieren estar en Oaxaca, quieren estar en la Ciudad de México; ah bueno, entonces, si un pediatra no quiere estar aquí en Villa Alta, quiere estar allá en Oaxaca, quiere estar en la Ciudad de México, que se quede el pediatra allá en Oaxaca, en la Ciudad de México, nada más que el pediatra que venga a Villa Alta va a ganar más que el pediatra de Oaxaca.

Y para eso, que no falten los médicos, las enfermeras, está aquí el doctor también Alejandro Svarch Pérez, que es el encargado de que no falten los médicos y las enfermeras.

Para todo lo que es la tercera acción, la infraestructura, que están los hospitales saturados, las unidades médicas en un mal estado, no sirven, no, ya tienen mucho tiempo de servir los equipos, hay equipos que están para el museo.

Pero este, -no es para contradecirles- pero este hospital tiene 25 años, hay unos que tienen 40, les digo, conozco bien el programa porque yo era -cuando se inició este programa- era yo director del Instituto Nacional Indigenista en Tabasco, tardé seis años trabajando en comunidades indígenas, ahí aprendí a trabajar en favor de los pobres.

Entonces, este programa comenzó hace 40 años, era yo también delegado de Coplamar, así empezó este programa IMSS-Coplamar, con las unidades médicas, y se fueron creando las unidades médicas y luego los hospitales.

Entonces, imagínense las unidades médicas que se crearon en aquel entonces, se hicieron, incluso, las primeras con material prefabricado, se hicieron así en seis meses, porque se decidió que se extendiera el servicio de salud pública en todo el país.

Entonces, hace falta mantenimiento, ya están saturadas las instalaciones de salud y también tenemos que terminar obras inconclusas, dejaron muchas, les interesaba hacer la obra por el contrato, por la corrupción y dejaron en Oaxaca muchísimas obras incompletas, inconclusas, estamos trabajando en coordinación con el gobernador.

Aquí aprovecho para decir que tenemos muy buena relación con el gobernador de Oaxaca, con Alejandro Murat, y estamos resolviendo esto, lo de las instalaciones. Por ejemplo, hay un hospital en Tlaxiaco, está terminado prácticamente, vamos equiparlo, vamos a operarlo, a contratar el personal y que funcione, y así otros, sí, todos los que están en proceso.

Para eso está el arquitecto Carlos Sánchez Meneses, que está aquí con nosotros, todo lo que es infraestructura y equipo.

Y la cuarta acción tiene que ver con la basificación de los trabajadores de salud, porque hay más de 80 mil trabajadores eventuales. Los vamos a basificar, es mi palabra y voy a cumplir.

Vamos a empezar con los que tienen más antigüedad trabajando por contrato, se va a respetar primero la antigüedad de los que están trabajando de manera eventual. Nada de recomendados: ’Ya vino el recomendado el pavo, que ya vino el recomendado de la tlayuda’. Nada del chapulín, nada, nada, absolutamente. Antigüedad.

Segundo. Buen desempeño, los que han estado trabajando con mucho empeño y que están ayudando cada vez que hace falta, por ejemplo, si trabajan nada más un turno y además por contrato, y de repente los van a buscar en la tarde o los van a buscar un fin de semana, -porque también se enferma la gente los fines de semana- y lo que está sucediendo es que no hay turnos para la tarde-noche, ni hay los fines de semana.

Entonces, vamos a tomar en cuenta todo eso para ir basificando.

No se va a hacer de la noche a la mañana, pero ya vamos a comenzar. Estamos destinando un presupuesto adicional de 40 mil millones de pesos, de todos los ahorros que estamos teniendo, 40 mil millones se van a destinar al sector salud para estas cuatro acciones: medicinas, médicos, arreglar hospitales y centros de salud y basificación de los trabajadores de la salud.

Ya está aquí el que va a hacerse cargo de esta responsabilidad, que es Víctor Manuel Lamoyi Bocanegra, coordinador nacional para la administración del sector salud. Él es el administrativo del Instituto de Salud para el Bienestar.

No estaba acompañando, le dije a Juan Ferrer que viniera, porque allá en la oficina, ¿qué se hace allá en la oficina?, nada, no, pero se agarra un color amarillo, el amarillo burócrata, que es malísimo, da hasta cáncer en la piel. Entonces, es el mejor el sol, es mejor así venir a caminar acá a Villa Alta y conocer todas las comunidades, todos los pueblos.

Me dio mucho gusto estar aquí con ustedes. No vamos a dejar de visitar la sierra. En línea recta -aquí se dijo- no está tan distante Guelatao, en línea recta no está tan lejos y ya tengo el compromiso que todos los 21 de marzo voy a estar ahí, en Guelatao.

Pero además voy a venir, voy a estar viniendo a Oaxaca, ya ocho veces en ocho meses, o sea, nueve, ya estoy cada mes estoy aquí, y voy a seguir visitando Oaxaca. Me gusta mucho Oaxaca y lo digo con toda sinceridad, admiro al pueblo de Oaxaca.

¡Que viva Oaxaca!

¡Que viva Villa Alta!

¡Viva México!

¡Viva México!

¡Viva México!

CMCOAX
Periodista desde 1979
http://www.globatium.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *