CULTURA PORTADA

Líneas paralelas que danzan bajo la Luna

Por: Ezequiel Gómez Leyva

La luna seria me mira abstraída mientras en mis manos todavía escurren algunas gotas de agua, resquicios de la inocencia olvidada en alguna playa.

Monotonía silbante en el débil susurro de la noche que poco a poco va clavando sus lanzas doradas en un corazón explosivo e impulsivo que no atina a soltar la carcajada.

Los rayos débiles del sol vespertino inundan mi soledad y me animan a seguir cantando a las nocturnas saltarinas estrellas que tachonan el firmamento oscuro de la noche.

Glorioso día en que acerté a encontrarte en la inmensidad de mi soledad, que bordaste  con hilos rojos la palidez de mi vida, bordado sutil que aprisiona mi corazón, y que inunda mi alma.

Mis manos débiles aprisionan las tuyas como este cuerpo débil intenta aprisionar los últimos rebotes de mi corazón  y el débil suspiro de mis latidos que poco a poco van apagándose.

Siempre mirare al cielo, contento feliz y celebrando que tu camino se juntara con el mío, aunque a primera vista, dos líneas paralelas no se juntan.

CMCOAX
Periodista desde 1979
http://www.globatium.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *