ACTUALIDAD noticias

SECULTA TRANSPARENTA PAGOS MILLONARIOS A FAMOSOS EN GUELAGUETZA, A LOS NO FAMOSOS NO LES PAGA NI EL CAMIÓN

Rodrigo Islas Brito

En luz y mucha sombra se ha significado el actuar durante las celebraciones de esta Guelaguetza 2018 de la Secretaría de las Culturas y las Artes de Oaxaca (SECULTA) y su encargado de despacho Ignacio Toscano Jarquín, quienes han atendido (y pagado) a cuerpo de rey a los artistas famosos o foráneos que han dado su actuación en las noches del Auditorio Guelaguetza , mientras que a artistas locales o no tan conocidos y circuitos culturales consolidados o espacios de formación artística los han dejado varados en sus pagos, humillados, cancelados o simplemente les han dado una metafórica patada por el trasero de la que la dependencia estatal (caracterizada desde el sexenio pasado por su nula operatividad) ni siquiera se ha detenido a ofrecer mínimas explicaciones.

Todo inició la noche de este sábado 21 de julio en el teatro Macedonio Alcalá, cuando fue cancelado sin previo aviso al público que adquirió sus localidades en 200 y 150 pesos, el concierto de la Filarmónica 5 de Mayo.

En redes sociales se supo que la razón para esto fue tan sencilla como preocupante e indignante.

Los integrantes de la Orquesta que dirige el Maestro Fernando Lozano no pudieron viajar de la ciudad de Puebla a la Ciudad de Oaxaca porque la SECULTA simplemente no efectuó el pago del autobús que los transportaría, con lo que los 85 músicos de la Orquesta se encontraron a las nueve de la mañana con que ni siquiera se pudieron subir a un camión cuyos servicios nunca fueron monetariamente liquidados.

También cabe citar el caso de María Reyna, soprano mixe, quien informó que su actividad programada para el sábado 28 de julio en el jardín el Pañuelito (Oaxaca) dentro de las actividades artísticas del festival de la Guelaguetza, se cancelaba.

“Lamentablemente, y por causas atribuibles a la organización de dicho festival, no cantaré en esta ocasión para ustedes en mi querida Oaxaca, por lo cual ofrezco una sincera disculpa al público en general y a los medios de comunicación, que programaron su tiempo para asistir a mi concierto”, informó la soprano sobre un hecho del que SECULTA le dijo que cancelaba su actuación bajo el argumento de “no tenemos recursos”, y sobre lo que después la dependencia acusó a Reyna de haber sido la que había cancelado todo.

Igual trato recibió el fotógrafo Diego Huerta, quien procedente del estado fronterizo estadounidense de Texas, viajó a Oaxaca para encontrarse con la friolera de que la SECULTA le había cancelado la presentación de su libro “Oaxaca desde adentro” programada para este treinta de julio, sin mayores explicaciones.

“Lamentablemente tuve que llegar a instancias jurídicas para saber qué es lo que procede. Como se van a llevar a cabo los siguientes pasos”, dijo Huerta en un mensaje compartido en redes sociales, compartiendo que el hacer su libro fotográfico sobre las ocho regiones del estado de Oaxaca, requirió de un trabajo titánico, para que “al final venga una persona o un grupo de personas y juegue con del trabajo, la dignidad y el profesionalismo”. “No se vale y no es justo”, subrayó Huerta, asegurando que tiene conversaciones telefónicas grabadas y vía chat donde le dijeron que todo lo prometido existía y 24 horas antes del evento se enteró que no era así.

A este panorama de no pago e incumplimientos se suman las exigencias del circuito de exhibición de cine de calidad Oaxaca Cine , y del espacio de formación audiovisual en comunidades Campamento Audiovisual Itinerante (CAI) de que SECULTA finalmente sufrague los costos operativos que desde el inicio de los dos proyectos ha aportado.

450 mil pesos en el caso de la primera, 400 mil pesos en el caso de la segunda. En el caso de Oaxaca Cine el recurso debió haber sido pagado desde marzo, situación que hoy coloca sus operaciones en el delgado hilo de la cancelación definitiva.

En el caso del CAI, SECULTA le debe un pago de 200 mil pesos desde el 2017, y otro en este 2018. Tanto Oaxaca Cine como el CAI ya habían tenido una confrontación pública con SECULTA en el 2016 también por motivo de ausencia de pagos cuando Ana Vásquez Colmenares Guzmán era titular de la dependencia.

Cargo que dejo para irse de secretaria de otra dependencia a la cual el gobierno Alejandro Murat mantiene también en la inoperatividad de un presupuesto raquítico, la Secretaría de la Mujer Oaxaqueña.

En contraste al no poder pagar ni el importe de un autobús Puebla- Oaxaca para una orquesta de músicos, o los pagos de las presentaciones de una soprano mixe y un fotógrafo mexicoamericano, o los costos operativos de circuitos de formación de públicos y jóvenes profesionales del arte audiovisual, la SECULTA gastó casi siete millones de pesos en los conciertos de la Guelaguetza.

Tuvo los 2.6 millones de pesos para sufragar la presentación de la cantante ídola popular oaxaqueña y de los oaxaqueños y antigua imagen turística del pasado gabinismo Lila Downs, los tres millones 210 mil 667 pesos de un concierto de Rock en tu idioma, y los dos millones 903 mil pesos de la presentación de Los Ángeles Azules.

Estos costos fueron dados a conocer bajo los hashtags #GuelaguetzaTransparente y #AccesoEsPoder en las redes sociales del Instituto de Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Oaxaca, donde como muestra de transparencia se dijo que Downs cobró honorarios por 780 mil pesos, con requerimientos por Un millón 323 mil 200 pesos y con un costo de producción de 560 mil 667 pesos

Se informó que el concierto de Rock en tu idioma sinfónico que contó con la participación de María Barracuda y Sabo Romo entre otros, tuvo honorarios de 928 mil pesos, requerimientos de un millón 722 mil pesos y una producción de 560 mil 667 pesos.

Se dijo que la presentación de Los Ángeles Azules, sobre el que asistentes acusaron un peligroso sobrecupo, tuvo honorarios de un millón 160 mil pesos, requerimientos de un millón 183 mil novecientos pesos y una producción de 560 mil 667 pesos.

Finalmente cabe destacar que fuentes cercanas a la organización de los eventos nocturnos en el Auditorio Guelaguetza que pidieron guardar sus nombres en el anonimato por su seguridad informaron que quien gestionó todo el proyecto técnico de la Guelaguetza y sus respectivos conciertos fue un ingeniero de sonido que trabaja con importantes personalidades de la escena cantoral oaxaqueña, quien a su vez subarrendó el equipo utilizado por lo que la empresa que vino a cubrir las presentaciones no fue contratada directamente por el gobierno del estado.

Con lo que el costo total de producción de las presentaciones en el Auditorio Guelaguetza pudo finalmente elevarse hasta más de los cinco millones de pesos.

Situación que un gobierno estatal que hoy está presumiendo de transparentar toda la Guelaguetza para empoderar a sus ciudadanos, seguramente muy pronto tendrá a bien puntualizar.

CMCOAX
Periodista desde 1980
http://www.globatium.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *