ESTADO

Tráfico de influencias, plazas de trabajo y medicamentos, la razón del caos en el IMSS Oaxaca

Bloque de periodistas

*Intentan tapar la cloaca callando las voces que denuncian los hechos, realizando juicios laborales montados para despedir a los que se atreven a evidenciarlos.

El IMMS Oaxaca se ha convertido en un centro de corrupción sin par, donde la dirigencia sindical, delegados y jefes de todos los sectores negocian a manos llenas con plazas de trabajo, influencias, venta de medicamentos, viáticos y cualquier tema que les remunere dinero o poder, sin que haya alguien que ponga orden al caos que genera la ambición que mueve a estos personajes.

Citemos sólo algunos ejemplos, Martha Escobar  Vázquez, Jefa de prestaciones médicas, en los últimos meses ya ha cobrado más de 273 mil pesos por concepto de viáticos, realiza compras inútiles colocando cámaras de vigilancia para tener control sobre el personal, pero no cumple con sus funciones básicas, de dotar a las clínicas de lo necesario para funcionar.

Sirva de muestra la clínica de Tapanatepec, en donde el médico, como muchos otros, da consulta en una mesa vieja de madera y no en un escritorio como debería y ni qué decir del resto de equipo con el que DEBERÍAN contar las clínicas; por su mala gestión y administración la atención médica en Oaxaca ocupa los últimos lugares a nivel nacional.

Juana Hortensia Morales Sánchez, coludida con el Sindicato Nacional de trabajadores del Seguro Social sección XXVIII, que dirige Carlos Mario Aragón Ziga y aprovechando su cargo como Encargada de la Jefatura de Desarrollo de Personal, ha colocado en puestos de trabajo a muchas personas por dinero, como a su propio hijo quien labora con plaza sindical de nivel 48, con un sueldo sumamente elevado, comparado con sus capacidades académicas y experiencia acumulada, lo mismo ocurre con Francisco Arias, Jefe de personal, quien cínicamente afirma, «yo quito y pongo».

Hasta en el sector jurídico, donde deberían hacer valer la ley, fincan falsas responsabilidades a los trabajadores para despedirlos y después les piden cuotas desde 50,000 a 100,000 pesos para reinstalarlos en sus trabajos, aduciendo que es dinero para el Delegado.

Todas estas irregularidades y más han sido denunciadas abiertamente y con pruebas por un grupo de trabajadores, quienes desde el 4 de junio de 2019 forman el Sindicato Nacional Libre del Seguro Social Sección Oaxaca, pero quienes también han sido objeto de hostigamiento por estos mismos dirigentes; hoy jueves 6 de febrero les montarán un «juicio laboral» con la única intención de despedirlos, aduciendo graves faltas contra el instituto, por supuesto, todas infundadas.

Una acción como ya hemos dicho, impulsada por la ambición de continuar haciendo negocios a su antojo con tan noble institución y penosamente, manteniendo al IMMS Oaxaca sumido en el desabasto de medicamento, sin material de consulta, ni equipo médico, con personal colocado en puestos de trabajo de suma responsabilidad, sin capacidad ni interés alguno para desempeñarse correctamente, entre tantas y tantas faltas graves que en suma, tienen sumido al IMMS Oaxaca en un nivel de corrupción y podredumbre donde los únicos que pagan las consecuencias, son los derechohabientes.

Desde Oaxaca, lanzamos un grito desesperado para que las autoridades federales del IMMS Nacional y las autoridades federales encabezadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien prometió que no habría más corrupción bajo su gobierno, revisen, atiendan, sancionen y corrijan esta situación que se vive en Oaxaca, que garanticen como es su responsabilidad, los derechos a la salud y los de los trabajadores.

CMCOAX
Periodista desde 1979
http://www.globatium.com.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *